Las causas de muerte de hoy tienen al gobierno como principal cómplice

Fuchi Wacala

El sector salud, devastado por las nuevas políticas, recortes, despidos y desabastos. La inseguridad en aumento, con crímenes cada vez más violentos, y el gobierno pide “comprender” a los perpetradores y ofrece “amnistía”. Sobredosis por drogas y suicidios también son también ignorados.

Cuando salió el siguiente spot, lo consideramos como eficiente para pasar el mensaje, pero exagerado.

El día de hoy, lo “exagerado” se ha quedado corto, y nuestra reacción como ciudadanos; Deficiente.

En cuestión de inseguridad, ya las cifras son más que conocidas (y no estámos hablando de esa “información mágica” de López Obrador en la que todo el munto es felíz felíz, felíz) ya hemos rebasado los 26,000 homicidios. Se tienen dudas en la relación secuestro-muerte, la única seguridad es que los secuestros han aumentado dramáticamente.

Así que simplemente sumemos los homicidios contabilizados ( +/26,000), y la pérdida de vidas por falta de tratamientos médicos – sólamente en el área de cáncer el aumento es del 12% de muertes con relación al año pasado, y no existen datos o métrica para añadir estas muertes a las que ya deberían añadirse a la de homicidios, y además, unamos la cifra de 17 suicidios diarios – que tampoco son contabilizados en relación al gobierno, sino como muertes “naturales”.

Sigo tratando de determinar si aquí mismo, es donde debería yo poner tan solo 1 o 2 de los muchos crímenes que han sido captados por pantallas y cuya naturaleza gráfica podría contrastar con la indolencia de semejante discurso… Lo que me detiene, es precisamente el dolor que causan dichas imágenes y mi pleito permanente con el amarillismo…

Aquí podría poner al Sr. que con un bat arremete contra su víctima al robarle, o la masacre del bar de michoacán el día 20 de septiembre, o los asaltos en el transporte público, o tantas y tantas otras muestras del estado en el que vivimos EN TODO EL PAÍS, muchos de nosotros ya hemos visto las imagenes, hemos escuchado las narraciones, debemos expresar nuestra máxima inconformidad y hacer un pedido también, a las autoridades que se han visto afectadas por todos estos cambios, iniciando por la Policía Federal, que está protestando como le corresponde hacerlo, y aplaudimos que no se queden callados ante los atropellos que están sufriendo.

También le pedimos a estas autoridades que nos apoyemos entre todos, que sus manifestaciones, bloqueos y protestas sean en el punto adecuado, por ejemplo, Palacio Nacional, las cámaras, o incluso vías de circulación inmediatas de los domicilios de aquellos participantes claves en el gobierno; afectándo únicamente vías que necesitamos los ciudadanos, pierden nuestro apoyo y se conviernten en una de las partes claves del problema, fomentando los retrasos – en el mejor de los casos – para que los ciudadanos podamos realizar nuestras labores; incluso, en casos de emergencia donde tratamos de llevar a un familiar a algún hospital y debido a los bloqueos, nuestro familiar puede morir en el camino.

Ésto es simple: El gobierno, con un mandatario que dice “fuchi-wácala” para el crimen, les da amnistía, y que lo único que te ha ofrecido es una guardia militar a la que ha tenido limitada, es cómplice de todas las muertes que se están dando.

Y la respuesta del gobierno; la escuincla, lo resume perfectamente.

Dejo el video completo sin cortes, para que no se diga después que fue “sacado de contexto”, el contexto completo está aquí, en el video de principio a fin.

¿Qué va a pasar con México? Solía ser mi preocupación. Ahora es ¿Que le pasó a México? porque no nos vamos a recuperar de todos los daños que hemos tenido desde el primero de diciembre del 2018. El daño, ya está hecho, y no hay ninguna señal de que las cosas puedan mejorar.

Suicidios en aumento; resultado directo del estado del sector salud y multiplicado por la inseguridad.

No basta con el hecho de que México ya había llegado desde años anteriores a niveles alarmantes de diagnósticos por depresión y aún peor; teníamos una tasa de 12 suicidios diarios, que ha aumentado desde agosto del 2018 a 17, cifras que a la fecha y “casualmente”, el inegi dejó de mostrar desde el 2011; la cifra es conocida únicamente por la información que se comparte a nivel institutos de salud.

No estoy asignando culpas al gobierno por esa cifra; pero si se trata de ¿’Cuánto está haciendo el gobierno para cambiar esa cifra’? Ahí si,los señalo por haber hecho muy poco el sexenio anterior, y ahora, en el presente, absolutamente nada, en dado caso, han trabajado para empeorar la situación.

Las cifras no mienten, y en el sector de salud, únicamente cuando se habla del tratamiento de enfermedades catalogadas como “Mentales”, se incluye la depresión mayor, la ansiedad y depresión, así como la depresión unipolar y bipolar (propia de quien padece el antes llamado “Trastorno Afectivo Bipolar” – hoy aceptado como bipolaridad)

Únicamente cuando se trata de ésta última, ya el diagnóstico rebasaba los 2.3 millones de Mexicanos, Hay que recordar que en el caso de la bipolaridad, es una enfermedad genética, por lo que los episodios no siempre corresponden a lo que esté viviendo el paciente; pero factores como los que hemos vivido en el país durante los últimos 6 años, son detonadores de episodios depresivos en la enfermedad.

En el caso de la esquizofrenia y la bipolaridad, son los dos trastornos claves en cuestión de padecimientos heredables, y que requieren de tratamiento médico, no únicamente de un tratamiento psicológico.

Dimensionemos: Más de 2 millones de habitantes; y se estima que 1.8 millones dependen para su tratamiento de algún tipo de seguro público (ejemplo: IMSS o para la secretaría de salud, del seguro popular, ahora agonizante sino es que muerto gracias a las modificaciones hechas por Morena)

En Abril del 2019 se realizaron encuestas y estudios porparte de los institutos Fray Bernardino Álvarez y el Juan Ramón de la Fuente, tratando de dar luz a cuanto se ha afectado la salud de estos grupos tan vulnerables ante el grave desabasto de medicamentos, y la pérdida del seguro popular. Los datos son alarmantes.

De por si, el instituto Fray Bernardino Álvarez (el instituto de psiquiatría más grande de toda América Latina), siempre está rebasado en su capacidad de internamientos, ahora ha tenido que dar de alta a muchos pacientes que están muy lejos de haber alcanzado la estabilidad, y en el tema de medicamentos, nunca había estado peor la reventa (mercado negro) justo afuera del hospital, un problema de corrupción que si bien existía, ahora se ha exacerbado.

Así que, el gobierno ha sido participante activo de la falta de medicamentos, y si los hay, de algún tipo de seguro que le permita a los pacientes recibir su tratamiento.

En resumen, el gobierno ha sido participante activo también en el lamentable estado de nuestro sector salud: despidos, falta de equipo y de medicamentos.

Fuchi Wacala
Fuchi Wacala
Por favor, sigue y comparte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *